Paseo de Canalejas


Textos en preparación


Paseo de Canalejas en el
plano basado en Francisco
Coello de 1858 y en 2012.









foto 1. Las Bernardas, Portfolio fotográfico de España 19--, Rocafort, Ceferí (1872-1917).



foto 2. Monasterio de las Bernardas. (s.d.).



foto 3. Colegio del Principe, hoy Padre Manjón. (s.d.).



foto 4. Paseo de Canalejas. 1935 José Núñez Larraz.



foto 5. Esquina Canalejas y Alamedilla. Guzmán Gombau 1958.



foto 6. Inundación 1959. (s.c. y s.d.).



foto 7. Kiosko en el Paseo de Canalejas. Luis Cortés.



foto 8. Colegio padre Manjón. Fotografía de Francisco Ruano.






Convento de las Bernardas, la acera del Jesús. Anterior a 1959 (s.d.)


En 1548, doña María de Anaya, viuda de don Francisco Herrera oidor de Méjico, aceptó las trazas del arquitecto Rodrigo Gil de Hontañon y del cantero Martín Navarro para la edificación del monasterio cisterciense de Santa María del nombre Jesús de madres Bernardas, en las afueras de la Puerta de Santo Tomás. La zona del actual paseo de Canalejas fue conocida, por este motivo y durante muchos años, como la "acera del Jesús". En su lugar, en 1959, y una vez trasladadas las madres Bernardas a su actual convento en el Camino de las Aguas, comenzaron las obras para la construcción del colegio Calasanz que alberga en su interior la iglesia y el claustro del antiguo convento. 

Frente al convento del Jesús en la otra esquina del camino de la Aldehuela (hoy calle Jardines) se encontraba, desde el siglo XVII, el convento de los Mercedarios Descalzos que, como otros muchos, resultó muy dañado durante la Guerra de la Independencia y que tras la desamortización de 1836 pasó a manos privadas, para desaparecer a mediados del siglo XIX. Parte de su terreno pasó a pertenecer al Ayuntamiento que lo añadió al espacio que, avanzando en el camino de la Aldehuela le separaba del monasterio de Guadalupe de monjes Jerónimos, perteneciente al inmediato monasterio de la Victoria (Fábrica de Mirat). En este espacio conocido como plaza de la Justicia se celebraba mercado de ganados. Esta plaza desapareció cuando en 1892 la atravesó la línea férrea Astorga-Plasencia y el mercado se trasladó entonces al Arrabal del Puente.
© C.H. fc 01/05/15 Rev. 00




Colegio Calasanz de P.P. Escolapios. Fotografía aérea h. 1963 (s.d.)


Esta magnífica fotografía aérea enlaza directamente con nuestra anterior entrada sobre el convento del Jesús en cuyo solar se construyó, con proyecto del arquitecto salmantino Francisco Gil (1957), el Colegio Calasanz de los P.P. Escolapios. Se observa la fácil integración de la iglesia y del claustro del antiguo convento en las nuevas instalaciones destinadas a la enseñanza. A la derecha emerge el edificio del Colegio Mayor Padre Scio que los P.P. Escolapios erigieron, también bajo proyecto de Francisco Gil (1959), tras las casas de la Acera del Jesús que no tardarían en desaparecer. 
Hoy el Colegio Mayor P. Scio tampoco existe, víctima de los tiempos, habiendo dejado su lugar a la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social.
En ese tiempo, h. 1963, el caserío del paseo de Canalejas no había comenzado su transformación hacia las moles de viviendas de siete plantas, solo el edificio en la esquina de la calle Jardines presenta su aspecto actual.


© C.H. fc 04/05/15





Iglesia del convento del las Bernardas. Foto de Luis González de la Huebra


Desconocida resulta para la mayor parte los salmantinos la iglesia del convento del Jesús de la M.M. Bernardas obra de Rodrigo Gil de Hontañon a pesar de ser fácilmente accesible en las instalaciones del colegio Calasanz de los P.P. Escolapios.
Sirva como presentación, para el que no la conoce, esta foto de Luis González de la Huebra, probablemente de fines del siglo XIX, y la descripción que de su interior nos hace el profesor D.Julián Alvarez Villar:
"Comenzaron las obras en 1551 concluyéndose la iglesia en 1558. Sus caracteres como en todo lo bueno, están presididos por la sencillez de una sola nave, con un leve crucero ligeramente marcado en planta. Sus cinco tramos y crucero se cubre con bóvedas de nervios, residiendo sus mayor atractivo a parte del conjunto y su iluminación, en la cabecera rectangular cobijada por una gran venera formando un cuarto de esfera sobre dos bellísimas trompas aveneradas también, bajo las que el esbelto y respetuoso retablo barroco de Miguel Martínez constituye un complemento armónico en sus líneas y proporciones."


© C.H. fc 06/05/15 Rev. 00