Semana Santa




Semana Santa en el Ayer. “La Caña” de Amalio Gombau 1928


Cuando Amalio Gombau obtuvo esta fotografía en 1928, "La Caña" era sacada en procesión por el gremio de los zapateros. Este paso, conocido como La Caña, Ecce Homo o el Balcón de Pilato, perteneciente a la cofradía de la "Vera Cruz", es un grupo escultórico de cuatro figuras: un Cristo, con manto de color púrpura y una caña en las manos a modo de cetro, flagelado y coronado de espinas, presentado al pueblo por Pilato mientras le sujetan dos Sayones. Uno de estos últimos, con la boca deformada y desdentada, es el causante del nombre por el que el grupo es conocido popularmente, “boca ratonera”.

Tradicionalmente la obra, de mediados del XVIII, era atribuida a Alejandro Carnicero, pero recientemente esta autoría ha sido descartada.
A lo largo de su historia, el paso fue sacado a hombros cuando, dentro de la cofradía, se dispuso de un grupo de carga. Pero su falta de continuidad ha sido la causa de que se haya “procesionado” a rueda en la mayor parte de las ocasiones.
Por fortuna este año, el Viernes Santo en la Procesión del Santo Entierro, saldrá portado a hombros gracias a las hermanas de la cofradía y a un grupo de mujeres captadas como hermanas de paso a través de las redes sociales y de la prensa. Esperemos que la salida sea un éxito y el grupo femenino se consolide.
© C.H. fc 27/03/15 Rev. 02



El Lignum Crucis, procesión de Cristo Resucitado 
Amalio Gombau, 1928


La procesión de la Resurrección o del Encuentro surgió en 1675 por voluntad de la Cofradía de la Vera Cruz. Desde ese año se procesionó el Lignum Crucis que contemplamos en la imagen, una cruz de plata con alma de madera realizada en 1674 por el platero Pedro Benítez. Desde el origen de la procesión se tiene constancia de la celebración del acto del Encuentro entre la Virgen y el Cristo Resucitado, arrancando como dos procesiones distintas y formando una sola para terminar, aunque sus puntos de partida, de encuentro y sus recorridos hayan ido variando con el tiempo.

Cuando, en 1928, Amalio Gombau obtuvo esta fotografía de la procesión de Cristo Resucitado en la calle Compañía, la decadencia de la Semana Santa Salmantina estaba alcanzando su máxima expresión, solo faltaban unos años para que a la falta de convocatoria e interés general se sumase la inestabilidad política, dejándose de celebrar todas las procesiones entre los años 1932 y 1934. 
Tras ese periodo, las procesiones fueron tímidamente recuperándose, sobre todo a partir de 1942 con la creación de la Junta de Cofradías. El turno de la procesión del Encuentro llegaría en 1944, realizándose el Encuentro frente al palacio Episcopal. Tras la crisis cofrade de los años 70 que condujo a la desaparición de algunas de las cofradías y de un nuevo resurgir de la Semana Santa en los 80, se trasladó en 1984 a la plaza de Anaya y más tarde a la Plaza Mayor. 
En la última controversia procesional de 2013, la renuncia de la Junta de Cofradías devolvió la organización exclusiva de la procesión a la Cofradía de la Vera Cruz que de nuevo trasladó el acto del Encuentro a la Plaza de Anaya, en el atrio de la Catedral, donde se celebra actualmente.


© C.H. fc 24/03/16 Rev. 00


Semana Santa en el Ayer. Procesión General del Santo Entierro 1967 


Así de animado se veía el recorrido de la procesión general del Santo Entierro en 1967. A pesar de las aparentes apreturas, tras el paso de Jesús en la calle de la Amargura de la Congregación de Jesús Nazareno, avanzaba el paso de la Virgen de la Angustias de la Congregación de Jesús Rescatado.
Aún quedaba lejos la profunda crisis en que caería la Semana Santa salmantina en los años 70 coincidiendo con el cambio de régimen político. Crisis de la que se logró salir en los años ochenta y noventa hasta alcanzar una saludable situación actual, convertida en Fiesta de Interés Turístico Internacional con el consiguiente beneficio cultural, religioso y económico para la ciudad

© C.H. fc 30/03/15 Rev. 01


Semana Santa en el Ayer. El Descendimiento 
fotografía de Felipe Torres


Organizado por la Cofradía de la Vera Cruz, el Descendimiento es uno de los actos más significativos de la Semana Santa salmantina. Consiste en, tras un sermón, desenclavar la imagen de brazos articulados del Cristo Nuestro Bien, descenderla de la Cruz y colocarla en el Santo Sepulcro donde luego será procesionada.
Sus Ordenanzas fueron aprobadas en 1615, cumple por tanto su 400 aniversario. Desde ese año, salvo algunos periodos de suspensión, viene celebrándose con algunas modificaciones. Su última restauración data de 1946 y desde entonces se ha celebrado en distintos lugares de la ciudad: La fachada de la Iglesia de San Martín, el Patio Chico (en la foto), la Plaza Mayor y el Humilladero del Campo de San Francisco.

© C.H. fc 01/04/15 Rev. 01




El Descendimiento, el acto errante. 
Semana Santa en el Ayer 1967


En 1967, el acto del Descendimiento, uno de los más significativos de la Semana Santa salmantina, se celebró, como lo había hecho los dos años anteriores, en el Patio Chico. La Junta de Cofradías, creada en 1942 para fomentar y coordinar los actos procesionales de la ciudad, se encargaba de su organización y de su realización representantes de las distintas Cofradías y Hermandades de la ciudad, algunas desaparecidas, dotando al acto de una gran belleza cromática.
El acto del Descendimiento había sido establecido en 1615 por la Hermandad de la Vera Cruz, a semejanza de otros actos similares que se celebraban en la cristiandad. Tras el Descendimiento de la Cruz, la imagen del Cristo Nuestro Bien, obra de Pedro Hernández, era introducida en el sepulcro, iniciándose acto seguido la procesión del Santo Entierro. 
La ceremonia se celebró inicialmente en el interior de la capilla de la Vera Cruz, pero en muy poco tiempo, debido a la falta de aforo, fue trasladada al exterior, en el Humilladero (Cruz) del Campo de San Francisco. 
En el siglo XVIII, por causa del mal estado en que se encontraba esta Cruz, el acto tuvo que ser trasladado al cercano convento de San Francisco y, de allí, a la iglesia de la Purísima del convento de la M.M. Agustinas, en cuyo interior se celebró hasta el año 1848, cuando desapareció. Solo la enorme influencia del Padre Cámara pudo lograr la recuperación del acto que volvió a realizarse el Viernes Santo del año 1887, en el mismo escenario de la iglesia de las Agustinas y con un pregón del canónigo José Fernández Campoamor. Sin embargo no logró consolidarse y volvió a desaparecer en 1891. 
Hasta 1946, a instancias de la Junta de Cofradías de Salamanca, no pudo ser recuperado el acto. Se verificó frente a la portada neoclásica de la iglesia de San Martín en la calle Quintana, para en 1948 volver a la Cruz del Campo de San Francisco. A partir de 1958, por iniciativa de los comerciantes de la Plaza Mayor que corrían con los gastos, se celebró en nuestra ágora. Tras el acto, como en años anteriores, el sepulcro era enlazado por las congregaciones de Jesús Rescatado y de Jesús Nazareno para dirigirse juntos a la capilla de la Vera Cruz y celebrar la Procesión General del Santo Entierro. 
En 1965 se traslada al Patio Chico y comienza a celebrarse en la mañana del Viernes Santo. Terminado el Descendimiento, el sepulcro era introducido en la Catedral para esperar a la Procesión General que llegaba por la tarde. 
Eventualmente en el año 2006, con motivo de la celebración de quinto centenario de la Cofradía de la Vera Cruz, retornó a la Cruz del Campo San Francisco. También en 2008 se celebró allí, por motivo de unas obras en la Catedral. Finalmente la Junta de Cofradías decidió su ubicación permanente en ese lugar. 
Las desavenencias entre cofradías que condujeron en 2013 a la desaparición de la Procesión General del Santo Entierro, también devolvieron a la Cofradía de la Vera Cruz la organización en exclusiva del acto, que desde entonces restableció su celebración a la tarde del Viernes Santo como preámbulo a una Procesión del Santo Entierro únicamente con sus imágenes, que no es poco.


© C.H. fc 21/03/16 Rev. 00





Procesion del Cristo de los Milagros, Venancio Gombau

Procesión en la calle Úrsulas, Venancio Gombau


Procesión de la Vera Cruz, Venancio Gombau

Procesión de la Vera Cruz, Venancio Gombau

Procesión de la Vera Cruz, Venancio Gombau

Procesión en 1959, José Núñez Larraz

Guzman Gombau

Guzman Gombau, 1959

Acto del Descendimiento en la Plaza Mayor en los años 50, hoy se realiza en el Patio Chico

Entrada de la Virgen de La Soledad en la Plaza Mayor 1950

la danza de la Cruz de Federico Lozano . Domingo de Resurrección.1959



Procesión de San Isidro en Plaza de Los Bandos (s.d.)